No hay productos en el carrito.

0

Optometria

Miopía

Es un defecto refractivo por el cual las imágenes se forman antes de llegar a la retina, puede ser por una longitud excesiva del globo ocular o por ser las lentes del ojo (cornea y cristalino) demasiado potente.

El resultado es que vemos mal los objetos lejanos y lo corregimos con lentes divergentes; son mas gruesas por el borde que por el centro.

Hipermetropía

Es un defecto refractivo por el cual las imágenes se forman detrás de la retina, puede ser por una corta longitud del globo ocular o, mas inusual, por la poca potencia óptica del cristalino y/o cornea.

Cuando más cercanos están los objetos peor los suele ver el ojo hipermetría.

Lo corregimos con lentes convergentes; son mas gruesas por el centro que por el borde.

Astigmatismo

Es un defecto refractivo por el cual los rayos de la luz que entrenan el ojo no son enviados al mismo punto (mas corto astigmatismo miopico; mas largo astigmatismo hipermetropico), es decir, es una miopía o una hipermetropía pero solo en la parte del ojo indicada por su eje.

La causa mas habitual es la forma irregular de la cornea pero a veces, menos frecuente, por la geometría del cristalino. Un usuario recién compensado con astigmatismo suele referir al principio mareos o vértigos durante unos días hasta que el cerebro se acostumbre a “la nueva manera de ver”.

Presbicia o vista cansada

Es un defecto natural que le ocurre a todo el mundo, es fisiológico y no refractivo. se debe a la perdida de la capacidad que tiene el ojo para ver con nitidez objetos cercanos.

El cristalino, encargado del enfoque, pierde elasticidad y no realiza esta función correctamente, suele aparecer entorno a los 40/45 años.

Cualquier otra cosa es jugar con su salud visual.

Estrabismo

Los músculos específicos que controlan cada uno de los movimientos de nuestros ojos se denominan músculos extra-oculares. Reciben directa y simultáneamente órdenes de movimiento provenientes de nuestro cerebro para que los dos ojos se dirijan de manera coordinada hacia el objeto que quieren observar. Cuando esto no es posible porque uno o ambos ojos están desviados, entonces hablamos de estrabismo.

Esta disfunción de la visión binocular provoca generalmente la supresión de una de las imágenes recibidas por el cerebro: la de uno de los dos ojos. Pero a esto se añade el riesgo de que el ojo menos utilizado se vuelva ambliope.

Ambliopía

La ambliopía a menudo se denomina “ojo vago”. Se caracteriza por una diferencia de agudeza visual entre los dos ojos cuando están equipados con su corrección visual óptima. Existen diversas causas de ambliopía.

Ambliopía estrábica: en caso de estrabismo la ambliopía se debe a un déficit prolongado de uso del ojo desviado.

Ambliopía debida a una anisometropía: cuando existe una diferencia de corrección entre los dos ojos, el cerebro recibe dos imágenes diferentes. Una de estas imágenes está más borrosa que la otra. El cerebro solamente retendrá la imagen más nítida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR